miércoles, 5 de enero de 2011

¿Qué es el Índice de Masa Corporal?

Para empezar este año, lo quiero hacer recordando un concepto que ha sido utilizado ampliamente para evaluar el estado nutricional de una persona, me refiero al Indice de Masa Corporal (IMC),o Índice de Quetelet .


Es una medida antropométrica que relaciona el peso y la talla de un individuo.

Dada su facilidad de aplicación, el IMC se ha convertido en una de las medidas más usadas para diagnosticar obesidad, sobrepeso, bajo peso o desnutrición.

Sin embrago, no debemos olvidar que sólo se estima a partir del peso y la altura, por lo tanto, una de las limitaciones de esta medida antropométrica es que no diferencia entre masa grasa y masa magra o muscular presente en el organismo.

Así, un atleta por ejemplo, podrá ser diagnosticado de obesidad por tener un IMC elevado, cuando en realidad la obesidad es un exceso de grasa corporal y el deportista, posee gran cantidad de músculo en la composición de su cuerpo y por esta razón es mayor su peso corporal.

Entonces, para salvar estas equivocaciones en casos particulares, se debe complementar el IMC con otros parámetros de la antropometría que permiten discriminar la cantidad de grasa y músculo de nuestro cuerpo. No obstante estas limitaciones, el IMC se puede aplicar a cualquier individuo con una actividad física normal.

¿Cómo se calcula el Índice de Masa Corporal?

El IMC se estima aplicando una ecuación que consiste en dividir el peso corporal en kilogramos por la altura al cuadrado. Es decir, para calcular el IMC se utiliza la siguiente fórmula: P/T2 . Aquí podemos ver con que facilidad se obtiene este índice y por qué todos lo podemos utilizar para valorar nuestro estado nutricional.


Una vez obtenido el valor del IMC, el resultado se clasifica de la siguiente manera:
            normal si el valor se encuentra entre 18,5 y 24,9
sobrepeso Si éste se encuentra entre 25 y 29,9
obesidad si es mayor a 30


A medida que el valor numérico del índice aumenta, se incrementa la gravedad de la obesidad. 

Si por el contrario el IMC se encuentra entre 17 y 18,5 estamos ante la presencia de bajo peso, y si el resultado es inferior a 17, se diagnostica desnutrición de primer grado, aumentando la intensidad de la patología a medida que disminuye el valor del índice.